Los secretos atronadores del secretario general

Los secretos atronadores del secretario general

Se supone que un secretario es la persona que guarda los secretos del poder a su cargo. Así fue en el pasado, cuando el puesto se confundía con la condición de ser el valido del rey en turno, es decir, el número dos en todo. Lo es también el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, desde este miércoles el obispo César García Magán. Los estatutos del organismo así lo contemplan. Por encima del presidente Juan José Omella, muy ocupado por su dignidad como cardenal y como arzobispo de Barcelona, el cargo lo facilita. Como sus 10 antecesores, Magán coordinará, ordenará, explicará, ultimará los documentos doctrinales, levantará actas, negociará con el Gobierno y se explicará ante la opinión pública. Aunque muy decreciente, el interés por lo que piensan y hacen los obispos sigue siendo grande, no en vano reciben miles de millones de euros de los presupuestos públicos y son los máximos propietarios de bienes del país, después del Estado, además de tener un poder inmenso en el sector educativo.

Seguir leyendo

Leer: 30